Vivir en España y ser opositores: desilusión, decepción y enchufes varios

Tabla de contenidos

Posiblemente, tengáis amigos que sean opositores y que se hayan pasado los últimos años de su vida estudiando para los exámenes. Yo tengo dos. Dos amigas con una vocación increíble por enseñar, educar y cambiar la educación de este país.

Amigas con las que el otro día quedé y no pudieron aguantar las lágrimas. Estaban dolidas, decepcionadas y desilusionadas. Y lo peor de todo es que yo no sabía que hacer para animarlas.

Todo un año estudiando más de 10 horas al día y casi sin salir

“¡Ey, chicas! ¿Vamos al cine mañana por la tarde?” Respuesta de ellas: “lo siento Mel, tengo que estudiar”. Y así, un montón de negativas a cosas que les apetecía hacer y que tuvieron que dejarlas de lado por seguir estudiando para obtener su deseada plaza. Mucho sacrificio. Muchísimo esfuerzo. Pero sobre todo, muchísima ilusión. Ilusión por seguir avanzando y por creer que todo el tiempo que se ha invertido estudiando será reconocido y recompensado. 

Un año en el que ellas han visto más a sus apuntes que a sus amigos. Días complicados en los que han pensado en abandonar. Momentos de lágrimas, de no poder más. De sentirse superadas.

Y sin embargo, seguir ahí, hincando los codos cómo las que más. Recordándose que todo el esfuerzo y el sacrificio valdrán la pena. Y pensando que tendrán la oportunidad de cambiar la educación desde las aulas.

¿Opositores? ¡Yo también podría estudiar todo el día!

Posiblemente, este es el comentario que más han tenido que escuchar los opositores. O al menos mis amigas estaban cansadas de escucharlo. “Ah, ¿es que solo te dedicas a estudiar? ¡Vaya vida que te estás pegando”, “y… ¿sólo estás haciendo eso durante todo el año? ¡Vaya vaga!”.

Desgraciadamente, la mayoría de la gente no tiene ni idea de lo que es prepararte para las oposiciones. Yo tampoco, y sin embargo, sé el enorme esfuerzo y dedicación que hace falta. 

Perdonen, ser opositores no solo consiste en estudiar. Los opositores no solo estudian sino que asimilan y comprenden contenidos para poder desarrollarlos en los exámenes de forma crítica.

Los opositores no solo estudian. Ellos se automotivan solos, se emocionan, se ilusionan, lloran, se caen y se levantan por sí mismos. “¿Estudiar diez horas al día? ¡Yo también puedo hacerlo de sobra!” Pues adelante, a ver si sois capaces de demostrarlo. 

¡Oye! Pero por lo menos has encontrado trabajo

Si con trabajo se refieren a estar cambiando cada dos por tres de centro educativo, de hacer sustituciones de quince días y de estar dos meses esperando a que te llamen … sí, bueno, los maestros y profesores que están en los colegios e institutos sin plaza fija tienen trabajo, pero, ¿en qué condiciones? Ya os lo digo yo: en bastantes ocasiones, pésimas. 

El año pasado, un amigo se recorrió un sin fin de centros de la Comunidad de Madrid de un lado para otro. En algunos estuvo una semana, en otros tres meses y tuvo un “descanso” de no sé cuánto tiempo hasta que le volvieron a llamar. ¿Resultado? Después de decepcionarse, cansarse, agotarse y aguantar lo que no está escrito, este año ha decidido trabajar en un colegio concertado. 

Opositores, ojalá os pudiera dar ánimos…

Pero creo que la situación en España es bastante complicada. Vosotros valéis mucho. Os habéis esforzado, habéis estudiado y habéis sacrificado un montón de cosas para seguir luchando.

Sin embargo, muchos de vosotros no habéis obtenido la plaza. “No ha sido suficiente” os dirán algunos. Pero vosotros mejor que nadie sabéis cómo son las oposiciones en este país. 

Tenéis que saber que no todos los opositores que han conseguido su plaza fija ha sido por su esfuerzo y dedicación (obviamente, habrá muchos que sí) si no porque conocían a alguien, porque tenían un familiar, un amigo…

Y ahí están: enseñando en un colegio e instituto público sin merecérselo realmente. No me imagino cómo os debéis sentir. Pero dejadme que os diga una cosa: vosotros no tenéis la culpa. 

Y ni por un momento penséis que no valéis. No os menospreciéis. Sé que os sentís decepcionados, dolidos y cansados. Pero vosotros habéis hecho todo lo que habéis podido y más.

Desgraciadamente, tenemos un gobierno que no tiene ni idea de lo que está haciendo (ni en el ámbito educativo ni en ninguna otra cosa) y un sistema educativo desastroso que favorece las desigualdades. Sois unos valientes y unos luchadores. No puedo decir otra cosa.

GrandesGeniosU.co

Somos un equipo de redactores y expertos en SEO comprometidos con reconocer a figuras destacadas a nivel local, nacional e internacional. Nuestra misión es compartir más información sobre sus vidas, obras y legados para asegurar que no sean olvidados. Gracias por leernos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir